El suelo y sus bras mojadas a mas no poder

0%

Esa cara es de alivio, después de muchas semanas pudo correrse como Dios manda. Tanto que dejo el suelo y sus bragas debajo de ellas en un charco de sus jugos. Pero no parecen importarle, menos mojar sus zapatos y sus medias largas. Y así pudo liberar tanto tensión que tenia acumulada durante mucho, mucho tiempo.

  • COMPARTIR
0 Comentarios
DEJA UN COMENTARIO GUARRO
Tu email no sera publicado.