Folla dos putas desnudas cuando arregla el TV

97%

Yo era un simple tío que reparaba televisores para ganarme la vida, pero un día todo cambio cuando mi camino se topo con dos putas desnudas que hicieron conmigo lo que quisieron, y yo también me deje.

Todo comenzó cuando fui a la casa de una joven en el que los padres no estaban pero que debía ir igual para arreglar el televisor, nadie me dijo que ella y su amiga eran dos zorras con ganas de divertirse en una bastante guarro. Lo primero que hice fue pedirle el control remoto, para chequear que todo estuviera en su lugar, mientras una de ellas se encontraba sentada en el sofá esperando que yo hiciera el resto. Pero en un momento decidir que era mejor ir a revisar la antena, para cerciorarme de que no hubiese ningún problema con el equipo y que solo fuera el televisor. Pero muchas cosas habían cambiado desde que me fui de la sala, y una principalmente es que ahora la chica y su amiga estaba casi desnudas subidas una encima de la otra y jugando y besándose. Yo no podía creer que lo que veían mis ojos, dos putas hermosas tuvieran relaciones sexuales aun cuando supieran que era yo el que estaba ahí. No sabia que hacer, esto era demasiado para mi, apenas sabia si eran mayor de edad y cuales eran sus intenciones, pero cuando ambas al verme parado allí si quitaron sus ropas tan sensualmente empece a festejar muy dentro mío el maravilloso momento que iba experimentar. Dos guapas jóvenes con cuerpos hermosos besándose estaban dispuestas a integrarme para un trio, algo que les cambiaría la aburrida noche y a mi la vida.

Una de ellas era la mas zorra de la dos, la rubia que orquestaba todo y que era la hija del dueño de la casa, tenia unas tatuajes bastante cachondos en partes de su cuerpo que no se pueden ver a simple vista pero que se me revelaron cuando su amiga la ayudo a quitarse su remera y su pantaloncillo. El hecho de ser la mimada de papa la transformaba en la mas puta de los dos y por lo tanto la que comenzaría a comerle la polla. Así que ambas se arrodillaron ante mi y me abrieron la bragueta en busca de mi paquete, uno que estaba por explotar al ver tan hermosa escena delante mío. Ella cogio mi rabo y se lo puso en la boca, saboreando lentamente el mismo para luego pasárselo con su saliva a la boca de su amiga. Así ambas comenzaron con una doble mamada donde había momentos en que alternaban y otros en el que lo hacia al mismo tiempo. Ya no podía aguantar más era demasiado para ser bueno y ellas lo chupaban como una profesionales.

Ahora que ya estaban transformadas en unas putitas, y no tenían ropa, las dos se subieron al sofá en donde todo había comenzado, allí comenzaron a besarse mientras yo intentaba hacer lo que podía, lamer sus culos por ejemplo era una buena forma de no sentirme dejado de lado. Era un química muy imponente la que estas dos amigas tenían y era difícil romper con eso, aunque claro tampoco me quejaba. Pronto una de ellas me hizo recostarme en el lugar y mientras se sentaba encima de mi polla la otra lo hacia sobre mi cara, se ve que lo que les hice antes les gusto y estaban dispuestas a repetirlo. Al principio se daban la espalda, pero luego la que me montaba en la polla se dio la vuelta para tocar a su amiga, una imagen que yo solo podía imaginar porque tenia todo el culo de las más puta en toda mi cara, solo podía oír el ruido de los chupones en las tetas y las risas y gemidos de ellas mientras todo se volvía oscuro y húmedo. Y eso que recién comenzábamos.

Luego una de ellas se abrió de piernas mientras la otra le lamia su coñito, momento que aproveche para follarmela en 4 mientras veía todo el asunto, uno que sin dudas era muy impactante porque ella quería comerle la rajita a su amiga pero cuando la clavaba no hacia más que gritar como una cerda, algo que sin dudas me encantaba. Por suerte la otra supo leer la situación y le pidió que se ponga cara arriba, así ella se sentaría en su boca y no tendría que hacer mucho más que sacar su lengua mientras ella movía su pelvis encima suyo. Es claro que a este ritmo mucho más no podría aguantar, estaba teniendo sexo con unas rameras de primer nivel y estaba a punto de venirme en una explosión. Lo bueno es que ambas estaba tan bien muy cansadas de tanto hacerlo que solo se limitaron a arrodillarse delante mío, procurando que yo me me venga dentro de sus bocas para que compartieran toda mi leche en un beso blanco que me pareció sublime. Yo ya había acabado pero aun me calentaba ver a estas dos golfas hacer sus cosas.

Como verán luego de esto nada volvió a ser lo mismo para mi, ya que no solo firmaron mi libreta de conformidad sino que a partir de esa noche ambas se transformaron en mis putitas privadas, las cuales me follaba cuando quería, solo bastaba que las llamare para que ellas descompusieran el TV de nuevo y yo vaya a hacer mis servicios. Así me esperaban desnudas en alguna parte nueva de la casa donde quisieran hacerlo, y yo como verán no tenia ningún problema con eso, es más cada vez pensaba en algo nuevo para hacerles, follándolas cada vez más duro así cuando no este se queden deseando mi polla tanto que cuando me vieran se les haga agua a la boca sin siquiera haber hecho nada. Eran unas viciosas y estaba dispuesto a alimentar ese vicio todo lo que fuera posible, bañándolas de leche para que ellas queden todas pringadas y como unas cerdas sucias, pero mis guarras al fin.

 

  • COMPARTIR

VIDEOS PORNO RELACIONADOS

0 Comentarios
DEJA UN COMENTARIO GUARRO
Tu email no sera publicado.