Una sesión de yoga lésbico

50%

Estas dos tías super tatuadas están haciendo yoga en la sala, la cosa que esta disciplina necesita tocar mucho, para corregir la postura y todo eso. Por eso es que la instructora pone sus manos sobre su espalda baja y también sobre su culo, haciendo que siempre adopte su mejor pose. Pero ella aprovecha esta posición de autoridad para tocar más de lo debido, lo que lleva a que ambas acaben desudas y con sus coños comidos. Aprovechando lo flexibles que son para adoptar unas poses muy candentes, ya que tener sexo oral sin más no tiene mucha gracia.

  • COMPARTIR

VIDEOS PORNO RELACIONADOS

0 Comentarios
DEJA UN COMENTARIO GUARRO
Tu email no sera publicado.